Este viernes comienza el ascenso térmico que traerá un anticipo del verano

Imagen de archivo de dos turistas refrescándose en una fuente de Mérida:: /HOY
Imagen de archivo de dos turistas refrescándose en una fuente de Mérida:: / HOY

Extremadura alcanzará el domingo y el lunes los 36º

EFE

Una masa de aire africano provocará una subida extraordinaria de las temperaturas desde este viernes hasta el próximo martes y dará lugar al primer episodio de calor intenso de este año 2019, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que señala que se alcanzarán valores más propios de finales de junio y principios de julio, pues se llegarán a registrar hasta 15ºC más de lo normal para estas fechas. En Extremadura aún se esperan algunas lluvias este viernes y unas temperaturas máximas que alcanzarán los 27º en puntos como Mérida o Llerena.

Las lluvias de los últimos días desaparecerán y la estabilidad predominará en todo el país, al menos hasta el martes. El sábado llegará una masa de aire cálido y seco procedente de África y se situará sobre Canarias y la mitad oeste peninsular y el anticiclón se centrará en el entorno de las islas Británicas y esto favorecerá el viento de componente este, lo que contribuirá a un aumento adicional de las temperaturas sobre el oeste de la Península.

De este modo, el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha subrayado a Europa Press que las temperaturas serán claramente más altas que las habituales para esta época del año en la mitad oeste, en el centro de la Península y en Canarias.

Además, ve altamente probable que entre el domingo y el martes se superen los 32 grados centígrados (ºC) en el interior del cuadrante suroeste y se podrían alcanzar 36ºC en Extremadura y algunos puntos de valle del Guadalquivir.

«Es el primer episodio de calor de 2019», ha apostillado, ya que entre el fin de semana y el lunes o el martes se alcanzarán hasta 36 grados centígrados (ºC), unos valores que suponen entre 10 y 15 grados centígrados más de lo normal para estas fechas.

«Se registrarán temperaturas propias de verano, de finales de junio y julio», ha destacado el portavoz, a consecuencia de una masa de aire cálido y seco de procedencia africana sobre Canarias y en la mitad occidental peninsular.

El portavoz ha destacado que el viernes se producirá una estabilización de la atmósfera que dará lugar a una subida generalizada de las temperaturas en toda España, que podrá ser «notable» en el tercio norte y también en el tercio sur.

De este modo, prevé que el viernes se alcanzarán los 32ºC en Levante, en el sur de Cataluña, en la Comunidad Valenciana y Murcia; de 32 a 34ºC en el valle del Guadalquivir, sobre todo en Córdoba y Sevilla y, en Málaga, a consecuencia del viento terral se podrán alcanzar e incluso superar los 35ºC.

Además, el sábado «seguirán subiendo» las temperaturas y se podrá hablar de «calor intenso para la época», según el portavoz, ya que espera de 34 a 36 grados centígrados de máxima en buena parte del valle del Gudalquivir y se podrán superar puntualmente los 36ºC en la zona baja del valle, entre Sevilla y Huelva.

En cuanto a la mitad sur, las máximas alcanzarán 30 o 32ºC; en Murcia, hasta 34 y 35ºC, sobre todo en el interior; en las regiones mediterráneas, unos 30ºC; unos 28ºC en la meseta norte, mientras en el Cantábrico se quedarán en unos 18ºC.

El domingo se alcanzarán los 36 grados centígrados en los valles del Guadiana y del Guadalquivir (Badajoz, Córdoba, Sevilla y Huelva) e incluso en puntos del bajo Guadalquivir se superarán los 36ºC. También serán temperaturas veraniegas las del valle del Guadiana, con unos 32 o 33ºC en Toledo; entre 30ºC y 32ºC en Madrid; en la meseta norte, valle del Ebro e interior de Galicia también alcanzarán los 30ºC de máxima.

El lunes, más calor

Del Campo ha añadido que incluso el lunes se espera «más calor», ya que será el día más caluroso de los próximos días y, de nuevo se repetirán los 34 a 36ºC en los valles del Guadiana y del Guadalquivir, aunque en Canarias descenderán ligeramente y se quedarán entre 30 y 32ºC, mientras en el valle del Tajo y en Madrid llegarán a 33 o 34 grados centígrados. Ese día subirán también en la meseta norte, en el valle del Ebro y en el interior de Galicia hasta los 30 o 32ºC.

Con estos datos del lunes, el portavoz ha indicado que la vertiente atlántica, que supone las dos terceras partes de la Península, las temperaturas registrarán una anomalía de 10 a 15 grados centígrados por encima de los valores normales y de entre 5 y 10 grados centígrados por encima de lo normal en las vertientes Cantábrica, Mediterránea y en Canarias.

«Solo el sábado y el domingo las temperaturas se mantendrán a ralla respecto a las normales en el litoral del Mediterráneo», ha comentado Del Campo que ha subrayado que este será el primer episodio de calor del año, ya que se alcanzarán temperaturas propias de finales de junio y principios de julio.

Agravará la contaminación

Asimismo, ha precisado que esta situación térmica anómala se debe a un anticiclón que afectará a todos los niveles de la troposfera, que se mantendrá estable y provocará un caldeamiento de la superficie, ya que habrá poca mezcla de aire, que quedará confinado a las capas bajas.

De este modo, ha añadido que esta situación de estabilidad atmosférica «no es favorable» a la dispersión de la contaminación, o lo que es lo mismo, las condiciones serán «favorables» a contribuir a la contaminación del aire.

El episodio cesará en Canarias a partir del lunes y en la Península a partir del miércoles cuando llegue aire más fresco del Atlántico que provocará un descenso de las temperaturas que será mucho más acusado en el oeste de la Península, de modo que los termómetros regresarán a los valores normales.