El prestigioso Vázquez Bermejo se compromete para dirigir la Unión

Vázquez Bermejo, en un partido contra el Badajoz Promesas en 2017, cuando entrenaba al Jerez/PAKOPÍ
Vázquez Bermejo, en un partido contra el Badajoz Promesas en 2017, cuando entrenaba al Jerez / PAKOPÍ

Un fichaje de campanillas para dirigir desde el banquillo al Frexnense sustituyendo a Mau Díaz

JUAN IGNACIO MÁRQUEZ

La noticia saltaba próximas las diez de la noche de ayer martes, cuando desde la Junta Directiva de la U.D. Frexnense se anunciaba la salida del banquillo del equipo de Manuel Díaz Benintez 'Mau', después de los resultados que dejan al equipo en la parte baja de la tabla clasificatoria tras la primera vuelta y la derrota del pasado domingo en Zalamea de la Serena.

Lo sorprendente es que el relevo llegará de la mano de su paisano y prestigioso preparador extremeño José Antonio Vázquez Bermejo, con un historial de primer nivel junto al Jerez C.F., donde condujo al conjunto templario hasta la temporada pasada en Tercera División y también en, años atrás, en Segunda B.

Un míster de campanillas nacido hace 62 años en el Valle de Santa Ana y con notable experiencia. En las últimas diecinueve campañas, desde la 1996/1997 hasta la 2017/2018 ha dirigido seis veces al Jerez C.F. en Segunda B y hasta en ocho ocasiones en Tercera División, su último destino el año pasado. También estuvo a los mandos del C.D. Linares en Segunda B y del Diter Zafra en Regional Preferente (en la 2009-2010) y tres años en Tercera.

En la tarde de este miércoles será presentado ante su nueva plantilla en Fregenal de la Sierra.

En una entrevista realizada por el Diario HOY en el tramo final de la pasada temporada manifestaba: «El Jerez se ha consagrado como el retiro ideal para futbolistas de renombre y que buscan estirar el último regate al epílogo de sus carreras. He querido contar con gente joven, pero quizás no se han adaptado a mis exigencias. Convivir conmigo en un vestuario es complicado. Si alguien rinde al 99,9 por ciento no me gusta».

Su llegada al banquillo rojillo siembra una notable dosis de ilusión entre directivos y aficionados del equipo que saben bien del valor añadido de las aportaciones de este técnico desde la banda.