Aspecto de la comisaría local de policía tras el altercado / POLICÍA LOCAL DE FREGENAL

La Policía Local de Fregenal saldó la pasada semana con dos detenciones

Dos hombres de 55 y 26 años fueron detenidos por presuntos delitos contra la seguridad vial

REDACCIÓN FREGENAL DE LA SIERRA

Los detenidos son dos hombres de 55 y 26 años, vecinos de Alcántara (Cáceres) e Higuera la Real (Badajoz), el primero de ellos es detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, y el segundo lo es por un por un posible delito contra la seguridad vial y atentado contra un agente de la autoridad.

La primera de las detenciones se producía en la tarde del sábado sobre las 21:30 horas, cuando varias llamadas alertaban a la Policía Local de la existencia de un vehículo en el céntrico Paseo de la Palma y cuyo conductor se encontraba en un alto estado de embriaguez. La inmediata intervención de la patrulla de policía que estaba próxima al lugar, propició que el vehículo fuera interceptado. El conductor, una vez sometido a las pruebas de alcoholemia, cuadriplicaba la tasa máxima permitida, por lo que deberá comparecer por juicio rápido ante la autoridad judicial.

Se da el caso que, en este lugar, a la hora de los hechos, se congregan un elevado numero de personas, sobre todo niños.

Los hechos que motivaron la segunda de las detenciones, tienen su origen en un accidente de tráfico que ocurría a las 05:00 horas de la madrugada del sábado al domingo. Los dos policías locales que intervenían en una nueva reyerta que había tenido lugar en las proximidades del Paseo de la Palma, escuchan un fuerte golpe en una de las calles próximas. Rápidamente y a la carrera, los policías se trasladan al lugar, donde se percatan que un turismo ha chocado contra otro que estaba estacionado, y como su conductor se encuentra bajo los efectos del alcohol.

Trasladado el conductor a las dependencias policiales y mientras se esperaba la realización de las pruebas de alcoholemia, esta persona arremete contra los dos policías y contra el mobiliario de las dependencias policiales, motivo por el que debió ser reducido y detenido. Ni los policías, ni el mobiliario, ni el detenido sufren daño alguno.

El detenido que superó el triple de la tasa de alcoholemia legalmente permitida, debe permanecer en dependencias de la Policía Local hasta su puesta a disposición judicial como posible autor de un delito contra la seguridad vial por alcoholemia y un delito de atentado.

La Jefatura de la Policía Local agradece la rápida y necesaria colaboración ciudadana y destacar el servicio llevado a cabo por los agentes, gracias a lo cual se ha llegado a evitar un mal mayor.