Ocho mujeres extremeñas referentes para el 8M

Ocho mujeres extremeñas referentes para el 8M

HOY entrevista a profesionales destacadas de la región para hablar del valor de esta jornada

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

La científica Ana Cuenda, la magistrada María Dolores Fernández, la comandante de la Guardia Civil María Jesús Pascual, la escritora Inma Chacón, la empresaria Celina Pérez, la veterinaria Elena Diéguez, la directiva Mónica Arjona y la deportista Fátima Gallardo. Estas son las ocho destacadas mujeres de la región que han reflexionado para HOY sobre el significado del 8M. La igualdad, los derechos de la mujer, los techos sociales, salariales y laborales, la visibilidad o la conciliación son cuestiones que cada una aborda desde su experiencia personal y profesional.

Ana Cuenda, científica.
Ana Cuenda, científica. / HOY

Ana Cuenda | Científica «Para llegar a donde estoy he tenido que trabajar más que mis compañeros»

Ana Cuenda (Badajoz, 1965) es investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Es la única mujer al frente de un departamento de investigación en el Centro Nacional de Biotecnología de Madrid. Para ella, el 8M es un día para «reivindicar y festejar el feminismo, que no es más que recordar que nuestros derechos como mujeres son iguales a los de los hombres». Más allá de la efemérides, dice defender la igualdad en su día a día, trabajando sobre todo por la visibilidad de las mujeres en la ciencia. «Dando conferencias, siendo mentora de otras mujeres, sacando a la luz nuestros nombres.... Es necesario para que no solo las niñas, sino también los niños tengan referencias de mujeres científicas».

Ejerce también el feminismo -dice- a través de la educación. «En mi familia espero que les haya servido mi ejemplo como mujer que ha conseguido un puesto de importancia llevando su propio laboratorio, su propia investigación, liderando un departamento, siendo editora en jefe de una revista o miembro de la junta directiva de diversas asociaciones. Mi dedicación es mi lucha», apostilla.

Cuenda dice que en la carrera científica no hay discriminación, pero sí sesgos. «Para llegar a donde estoy, he tenido que trabajar más que mis compañeros hombres y eso a veces me ha enfadado. Es algo sutil, pero por ejemplo cuando solicitas dinero para hacer tu investigación y eres mujer se te juzga más severamente, se cree menos en ti, o cuando tienes que entrar en redes de contactos es más fácil para un hombre. No nos libramos de ese sesgo y eso es lo que nos mata».

María Dolores Fernández, magistrada. ::
María Dolores Fernández, magistrada. :: / CASIMIRO MORENO

Mª Dolores Fernández | Magistrada «Me molesta que se cuestione nuestra formación en violencia de género»

María Dolores Fernández (Badajoz, 1967) es magistrada de la sección tercera de la Audiencia Provincial de Badajoz, con sede en Mérida. Almendralejo fue su primer destino como jueza, plaza que logró con 25 años. Para ella, el 8 de marzo sirve sobre todo para dar visibilidad «al trabajo que hay que hacer el resto de días para acabar con las brechas salariales, laborales y de cualquier otro tipo».

Dice que se considera feminista por cuanto supone luchar por la igualdad de la mujer, pero matiza que no le gustan los excesos. A este respecto, valora que «desde determinados sectores del feminismo y sin mucho conocimiento se han criticado decisiones judiciales que -recalca- pueden ser acertadas o equivocadas y se pueden recurrir». Personalmente, dice que no se ha sentido apelada por estas críticas, pero -reconoce a renglón seguido- que sí ha tenido la sensación de que era «injusto y excesivo marcar a toda a una carrera judicial».

«Me molesta que no se vea nuestro trabajo y que se cuestione nuestra formación en materia de violencia de género. Estamos continuamente formándonos y en esos cursos hay jueces que son hombres y mujeres, mayores y jóvenes», defiende.

Le preocupa, por otra parte, «el porcentaje de jóvenes a partir de 15 años que tienen actitudes machistas, porque el que es machista lo va a ser en una relación de pareja, pero también laboral».

María Jesús Pascual, comandante de la Guardia Civil. ::
María Jesús Pascual, comandante de la Guardia Civil. :: / ANDY SOLÉ

Mª Jesús Pascual | Guardia Civil «Las niñas tienen que tener a mujeres como ejemplo de lo que pueden llegar a ser»

María Jesús Pascual (Zaragoza, 1976) es la primera mujer al frente de una comandancia en toda la historia de la Guardia Civil. Actualmente, la comandante está al cargo de la jefatura de operaciones de Policía Judicial e Información y es jefa interina del cuartel de Cáceres (puesto que ya ocupó en 20017 durante catorce meses).

Bajo su mando están 1.300 guardia civiles, de ellos el 93% son hombres. «Se sorprenden cuando hay una mujer tanto en mandos intermedios como superiores, pero una vez que te conocen y trabajan contigo se lo toman con normalidad», dice. Si bien, reconoce que el respeto a la jerarquía «es una forma de facilitar el papel de la mujer en la Guardia Civil».

Reconoce que le gustaría celebrar el 8M pero que a los guardias civiles no le permiten hacer huelga. No obstante, apuesta por defender el papel de la mujer todo el año. «Debemos reivindicar nuestros derechos haciendo ver a la sociedad que podemos desempeñar exactamente los mismos trabajos y funciones que un hombre, sobre todo, a las generaciones más jóvenes que son lo que van a marcar nuestro futuros». Ella -dice- lo hace con su hijo que, con 11 años, «está muy concienciado de que podemos hacer todo lo que nos proponemos».

También siente que su puesto sirve para visibilizar la igualdad que defiende. «Tenemos que hacer que las niñas tengan a mujeres como ejemplo de lo que pueden llegar a ser».

Celina Pérez, empresaria. ::
Celina Pérez, empresaria. :: / PAKOPÍ

Celina Pérez | Empresaria «El talento no tiene nada que ver con el género y debería reflejarse en el liderazgo femenino»

Celina Pérez (Zafra, 1981) montó su propia empresa en Badajoz en 2013, una consultoría de I+D y formación. Además, es presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Extremadura (AJE). Desde su posición de representación, trabaja para promover el liderazgo femenino. «Intento participar y promover acciones que nos lleven a tener mujeres referentes, a dar notoriedad a las mujeres empresarias, a generar eventos y un movimiento interno que de repercusión a la mujer». Ella reconoce sentir la soledad cuando acude a encuentros empresariales, donde «la presencia femenina es mucho menor o en muchos casos, casi nula».

Defiende que «el talento no tienen nada que ver con el género y debería estar así reflejado en el liderazgo femenino en puestos de responsabilidad». Esto -dice- contrasta con el hecho que la tasa de emprendimiento femenino supera a la masculina en Extremadura. «El motivo de que se lancen a emprender es probablemente porque no encuentran entornos flexibles de conciliación y políticas de igualdad dentro de las empresas y eso les lleva a un círculo vicioso de reducciones de jornadas y trabajos más precarios». Para ella, «hablar de conciliación femenina ya es un problema, porque habría que hablar de corresponsabilidad».

Inma Chacón, escritora.
Inma Chacón, escritora. / HOY

Inma Chacón | Escritora «Hay hombres que me han dicho en mi cara que no leen novelas escritas por mujeres»

Inma Chacón (Zafra, 1954) se reconoce como una feminista convencida, es más, afirma que feministas deberíamos ser «hombres y mujeres porque todos deberíamos tener como principio la igualdad». Para ella, el 8M seguirá siendo necesario mientras exista lo que llama «el principio de desigualdad», por el cual a las mujeres se les sigue atribuyendo determinadas tareas de la vida cotidiana, laboral y social sin preguntarles. «Tenemos que seguir reivindicando -insiste- desde todas las instancias y todas las posturas políticas, porque esto no es una cuestión de un partido o de otro».

Sobre el papel, dice la escritora, «todos tenemos los mismos derechos, pero la realidad es que luego no los podemos ejercer». Para atajarlo, considera vital la educación de los niños desde pequeños.

Reconoce haberse sentido discriminada por ser mujer en su profesión. «Hay hombres que me han dicho en mi cara que no leen noveles escritas por mujeres. De hecho, a las mujeres que escribimos sobre mujeres nos etiquetan como literatura femenina, pero no pasa igual con los hombres que escriben sobre mujeres. Hay muchos prejuicios en la literatura, el teatro o el cine».

Elena Diéguez, veterinaria.
Elena Diéguez, veterinaria. / HOY

Elena Diéguez | Veterinaria «La vida privada de las mujer es mucho más complicada que la de los hombres»

Elena Diéguez (Madrid, 1957) es una de las voces más respetadas del campo extremeño. Esta veterinaria lleva 32 años al frente de Aeceriber (la asociación que vela por la pureza del porcino ibérico). Dice que siempre ha estado rodeada de hombres: es la única mujer de los cuatro hermanos de su familia y se ha desarrollado profesionalmente en un gremio tan masculino como el ganadero. Esto -reconoce- «me ha supuesto un sobresfuerzo que no tendría que haber hecho un hombre porque ellos, por definición, están muy respetados en el terreno agropecuario. En mi caso, les ha costado superar el hecho de que una mujer pudiera estar al frente, aunque una vez que lo han reconocido, respetan más que ninguno». En este punto está hoy, pero no ha sido sin esfuerzo ni sin oír proposiciones como «qué tal si entre nosotros hubiera algo», antes de cerrar alguna operación comercial.

Por su profesión, afirma sin titubeos, ha tenido que sacrificar mucho. «Mi hija se ha criado con una persona permanentemente en mi casa porque yo no tenía horario de trabajo y eso no es fácil de asumir. La vida privada de las mujeres es mucho más complicada que la de los hombres y eso es lo que hay que igualar sí o sí».

Fátima Gallardo, deportista
Fátima Gallardo, deportista / HOY

Fátima Gallardo | Deportista «No dejo que nadie me diga que no, los límites me los podré yo siempre»

La nadadora Fátima Gallardo (Badajoz, 1997) vive en Madrid donde estudia Criminología. Ha vuelto a la piscina después de retirarse de la competición hace tres años por una lesión en la espalda, que la ha obligado a pasar dos veces por el quirófano. En el deporte, ha soportado comentarios machistas. «He tenido que escuchar que la competición de las mujeres no es tan interesante como la de los hombres, sin saber lo que me ha costado llegar a mí». Y ahora por su formación, está conociendo de cerca la violencia machista. Sin embargo, dice que anda perdida con la ola feminista. «Me intento informar y leer, pero hay mucho ruido. Por ejemplo, los comentarios ofensivos contra los hombres, ¿eso es feminismo?», se pregunta.

Ella defiende la igualdad y dice que la pone en práctica a diario tomando sus propias decisiones. «Tengo unos valores muy asentados, no dejo que nadie me diga que no, los límites me los voy a poner yo siempre».

Mónica Arjona, directiva.
Mónica Arjona, directiva. / HOY

Mónica Arjona | Directiva «Las mujeres tienen las mismas posibilidades de optar a un puesto directivo»

Mónica Arjona (Villanueva de la Serena, 1975) lleva una década al frente de la dirección comercial y de marketing de la empresa Productos La Higuera de Almoharín, dedicada a la comercialización de los bombones de higo. Ella no cree que las mujeres tengan techo laboral. «Las posibilidades de optar a un puesto directivo son las mismas que tienen los hombres, pero hay mujeres que se cuestionan psicológicamente si deben dar o no ese paso por la sensación de abandono familiar. Son las mujeres las que se ponen las barreras que no las dejan crecer».

Ella sí dio ese paso y dice no sentir culpa. «Yo nunca he hecho una flor ni un disfraz para el colegio, no considero que por estar más tiempo con mi hija le esté dando una mejor educación o la esté atendiendo mejor, prefiero poco tiempo y de calidad». Defiende que, al contrario, se siente orgullosa de que su hija «haya crecido viendo que la responsabilidad en el trabajo es una de las cosas más importantes».

Manifestaciones, actos y huelgas convocadas