Siete muertes en pasos a nivel en los últimos once años en Extremadura

En 2019 perdieron la vida dos mujeres en El Toril y Navalmoral de la Mata, con 26 y 61 años

María Fernández
MARÍA FERNÁNDEZ Cáceres

José María Gordillo, de 41 años y vecino de Los Santos de Maimona, perdía la vida el pasado domingo en un paso a nivel de Puebla de Sancho Pérez. En los once últimos años, han muerto al menos otras seis personas en los pasos a nivel de la región.

Adif suprime cada año varios cruces de este tipo para dar mayor seguridad a sus vías, pero aún quedan 249 intersecciones que comparten trenes y vehículos. El último incidente que recogió HOY fue el pasado 22 de marzo, cuando el tren de media distancia Badajoz-Puertollano-Madrid arrolló a un vehículo en un paso a nivel sin barreras de Castuera, en un accidente en el que no hubo que lamentar heridos.

Accidente en el que falleció una joven de 26 años en Toril.

En los últimos años se han producido varios accidentes mortales. El 19 de junio de 2019, una joven de 26 años fue arrollada por un tren en un paso a nivel en Toril, entre Castejada y La Bazagoza. La mujer conducía un turismo y se dispuso a atravesar el paso a nivel, que en este punto únicamente tiene señalización vertical. El convoy que une Madrid con Zafra arrolló el vehículo y a la mujer y quedó parado en el lugar del suceso.

El 7 de mayo de 2019, Marina Roura Gómez (61 años) fallecía al ser arrollada en Navalmoral de la Mata por un tren que hacía el trayecto Madrid-Zafra. El accidente ocurrió en el transitado paso a nivel de la calle Pablo Luengo, a pocos metros de la estación morala, sobre las 12,30 horas. Según testigos presenciales, las barreras estaban bajadas al paso del tren y este hizo sonar la sirena para anunciar su llegada, pero la mujer iba manipulando el teléfono móvil, pudo distraerse y cuando quiso reaccionar ya fue tarde. La fallecida tenía 61 años y había ejercido durante años como médica en la vecina población de Rosalejo.

En 2019 falleció una vecina de Navalmoral arrollada por el tren.

El 22 de enero de 2017, un joven de 27 años perdía la vida en un paso a nivel del municipio pacense de Calamonte. Andrés Moreno solía atravesar las vías en este punto para acudir a un campo de labranza que su familia tenía en el barrio de San Blas. El choque tuvo lugar sobre las 15,00 horas, a solo unos metros del andén de la localidad. El tren, que cubría la ruta Huelva-Madrid, acababa de abandonar la estación en dirección a Mérida. El convoy avanzó unos 300 metros con el vehículo empotrado en la parte frontal, hasta que pudo parar.

El 6 de octubre de 2015 hubo otro accidente mortal en un paso a nivel en Extremadura. Un convoy que se dirigía a Llerena embistió contra la parte delantera de un vehículo todoterreno en el que viajaban un hombre de 79 años, Celino López, y su hija de 43. Ambos fueron trasladados hasta centros hospitalarios, pero el hombre murió tras varias horas ingresado en cuidados intensivos de Badajoz. El suceso ocurrió en el paso del Camino del Vaquero, en el término municipal de Villagarcía de la Torre.

En 2017, Andrés Moreno perdía la vida en un paso a nivel de Calamonte.

El 12 de septiembre de 2011, una mujer de 50 años perdía la vida tras ser arrollada en un paso a nivel sin barrera situado en Castuera por el tren que unía Mérida con Cabeza del Buey. En concreto, el accidente ocurrió pasadas las diez de la noche, cuando la fallecida cruzaba a pie las vías justo cuando pasaba el tren en un paso situado en el paraje conocido como 'El Pilar'. Se trataba de una vecina de la localidad pacense, C. M. R.

El 22 de febrero de 2011, murió un hombre de 73 años de edad tras una salida de vía del coche en el que viajaba en un tramo con pendiente cerca de un paso a nivel de Cabeza del Buey. El accidente tuvo lugar sobre las 18,30 horas. Hubo, además, otra persona herida. Ambos fueron trasladados al hospital de Don Benito-Villanueva, falleciendo el hombre en segundo traslado al hospital de Badajoz.