Los dulces de las Madres Agustinas protagonizaron la venta del mercado / ALBERTO MÁRQUEZ

Más de medio millar de turistas en Fregenal durante el puente de Todos los Santos

El Mercado de Dulces Conventuales o la Romería Gitana fueron las principales actividades celebradas durante el puente

Alberto Márquez
ALBERTO MÁRQUEZ FREGENAL DE LA SIERRA

El pasado puente de Todos los Santos 2022 ha cerrado con una notable afluencia de visitantes a nuestra localidad, registrada por la Oficina de Turismo, superando los 500 turistas en los cuatro días de duración del mismo. El día con mayor afluencia fue el domingo 30 de octubre, en el que se recibieron más de 200 turistas en una sola jornada.

En comparación con el año 2021, la subida supera el 300%, si bien es cierto la duración del puente fue inferior y los efectos de la Covid-19 aún estaban afectando a la demanda. Las cifras alcanzadas en el pasado puente se identifican con la dinámica de crecimiento y recuperación que se está experimentando en el año 2022, como consecuencia, entre otros, de la disminución continuada de los efectos de la pandemia. En cuanto al perfil del turista, su procedencia es mayoritariamente nacional (98,44%), siendo las comunidades de Andalucía, Madrid y Extremadura las principales emisoras.

Entre las actividades desarrolladas durante el puente, destacaron la celebración del VII Mercado de Dulces conventuales en el convento de San Francisco, así como de la Romería Gitana en el entorno del Santuario de Ntra. Sra. Santa María de los Remedios. En el caso del mercado de dulces, participaron hasta seis conventos en la venta, destacando el Convento de la Paz, de las Madres Agustinas de Fregenal, el Convento de la Purísima Concepción de Marchena, el Convento de San Leandro de Sevilla, el Convento de San Pedro de Trujillo, el Convento de Santa Clara de Llerena y el Convento de Santa Clara de Zafra. En total se alcanzó una facturación de más de 5.000 euros de ventas, acabando con las existencias de todos los puestos en cuatro jornadas.

El baile de dos jóvenes gitanas ante la Majarí Calí como fin de fiesta en el santuario / ALBERTO MÁRQUEZ

Por su parte, la Romería Gitana en honor de la Virgen de los Remedios volvió a la normalidad después de dos años de afectación por la pandemia. Más de medio millar de personas se trasladaron hasta Fregenal para disfrutar del cante y el baile en presencia de la Majarí Calí. Una jornada de convivencia entre payos y gitanos que retomaba el color de pasadas citas.