El maestro José Luis Pérez entre los 50 finalistas a mejor docente de España

José Luis Pérez en el Colegio de Fuente del Arco. /CEDIDA
José Luis Pérez en el Colegio de Fuente del Arco. / CEDIDA

A sus 36 años trabaja en el Colegio Rural Agrupado 'Gloria Fuertes' de Fuente del Arco

Juan Ignacio Márquez
JUAN IGNACIO MÁRQUEZ

El frexnense José Luis Pérez Candilejo, forma parte de la lista de 50 mejores docentes de España, dentro de la convocatoria 2018 de los Premios Educa Abanca.

Pepe, como se le conoce en el Colegio Rural Agrupado 'Gloria Fuertes' de Fuente de Arco y también en su Fregenal natal, lleva nueve años como docente y ha pasado una criba entre un total de 1849 profesionales de toda España.

De ahí pasaban a seleccionar 316, diez de ellos extremeños y ahora se han quedado en 50 de toda España, de los que se seleccionarán este mes de diciembre un máximo de diez, que serán los premiados.

Para José Luis Pérez, maestro de Educación Física y en la actualidad Jefe de Estudios de su centro: «En primer lugar fue una sorpresa porque quiere decir que alguien ha pensado en ti para aspirar a esos premios, ya que la propuesta ha de llegar desde el ámbito docente, algún alumno, antiguo alumno o miembro de su familia. Luego, como es lógico, es un orgullo muy grande tanto a nivel individual como colectivo, es una gran satisfacción y una enorme alegría».

Hablemos de su trayectoria.

«Empecé a trabajar en el año 2007 y como profesor interino he pasado por varias zonas de Extremadura en La Serena, Badajoz, Zafra, Alconera y por último en Fuente del Arco, donde tengo destino definitivo en el 'Gloria Fuertes', un Colegio Rural Agrupado en el que trabajamos en coordinación con Trasierra y Reina».

¿Cómo surgió la participación en estos Premios?

«Como digo se trata de algo inesperado. Aquí llegamos y comenzamos a trabajar a través de distintos proyectos, que coordinamos como el 'CRA entre fogones cocinando valores', elaborando productos gastronómicos típicos de la zona; acabamos de terminar 'Guíate por Fuente del Arco', elaborando la primera guía turística del pueblo; 'Iberlince', ayudando a la recuperación del lince en la península o integrando a las personas mayores, animándolas a que participen en las actividades del colegio, invitando a los abuelos a colaborar en el huerto escolar, donde nos dicen cómo y cuándo sembrar determinados productos, al tiempo que algunos otros se suman a hacer Educación Física con nosotros.

Son proyectos intergeneracionales para que los niños trabajen con las personas mayores desde el respeto, numerosas aspectos culturales, las tradiciones, etc y en todos los casos a través de iniciativas basadas en la educación en valores y los aspectos curriculares establecidos.

El concurso Educa Abanca tiene muy en cuenta todas estas iniciativas y aunque yo no sé quien me ha nominado, evidentemente, alguien pensó que todo esto tenía que ponerse en valor.

A partir de la nominación tenemos que mandar, desde la segunda fase, una serie de méritos que son los que han valorado hasta este momento. Según me han comentado, en la primera quincena de diciembre harán pública la relación de diez ganadores».

José Luis en una clase de Educación Física.
José Luis en una clase de Educación Física. / CEDIDA

¿Qué valorará Premios Educa Abanca a la hora de seleccionar a los mejores docentes?

«El grado de implicación en los proyectos o que se influya en el entorno que rodea al propio centro. La repercusión que tiene la utilización de metodologías innovadoras y la difusión de los proyectos en las redes sociales o a través de blog, canales de youtube y demás».

Al margen de todo esto, aprovechamos para hablar de educación. ¿Cuáles son a su juicio los problemas más comunes que encuentran los profesionales en el aula?

«Hoy en día, para mí, a nivel global la problemática viene dada por los cambios en la legislación educativa y esto desestabiliza un poco a los docentes a la hora de desarrollar las clases, establecerte tus rutinas diarias ir construyendo sobre el trabajo de otros años nuevos proyectos y expectativas.

Cada maestro nos vamos adaptando a las necesidades y características de los alumnos y tiramos para adelante con los recursos que cada centro tiene».

¿Hasta qué punto considera necesario el apoyo de las familias para mejorar los resultados del niño en el aula?

«Lo considero tan importante como la propia aportación del maestro en el aula, porque al final la educación del niño tiene que ser una suma del maestro con la familia, si no se rema en la misma dirección estamos perjudicando al alumno. Lo considero tan importante como la del maestro».

¿Tienen los niños de hoy más problemas o más diversos que aquellos que participaban de los procesos educativos cuando empezó a trabajar hace una década?

«Problemas ha habido en todas la épocas, aunque hoy son diferentes. Actualmente tienen más posibilidades de acceso a la información con las nuevas tecnologías e internet y esto es positivo pero también tiene su lado negativo. Ahora son problemas distintos y más complicados de manejar. De todos modos, se echa un poco de menos esa inocencia en la infancia que antes duraba más».

 

Fotos

Vídeos