LAS IMPRENTAS EN FREGENAL DE LA SIERRA (1.868 – 2.001)

Imprenta tipográfica/Cedida
Imprenta tipográfica / Cedida

A Juan Ignacio Márquez. In Memoriam.

ANDRES SERRANO BLANCOFregenal

Para hablar del origen de las imprentas en Fregenal de la Sierra hemos de remontarnos al siglo XVI, cuando el clérigo e impresor frexnense Vasco Díaz Tanco, anduviera por media Europa imprimiendo libros, siguiendo la estela de la primera imprenta moderna que creó Johannes Gutenberg, allá por el año 1450.

Pero lo haremos más cerca en el tiempo, y comenzaremos con la primera de la que hemos encontrado noticias, la que regentaba D. Cristóbal Navarro y Santana, ubicada en la calle Jara de Santa María número 1 donde, según nos indica el historiador y cronista de Fregenal Rafael Caso Amador, se imprimió un libro titulado «Breves nociones de Religión y Moral para uso de los niños» en el año 1868. Años más tarde, en 1880, pasa a ser titularidad de la Viuda de José Liaño, quien la estableció en la calle Corredera número 20, trabajando como encargado de la misma D. Indalecio Blanco Carmona, según un documento fechado el 1 de Octubre de ese mismo año. Blanco obtendría la propiedad poco después, pues en el año 1885 encontramos publicaciones impresas en la «Imprenta y Librería de D. Indalecio Blanco.» Ésta permaneció en activo hasta el año 1994 que cerró sus puertas por jubilación de D. Indalecio Blanco Marín, nieto de aquél y fallecido dos años después, el 25 de Marzo de 1996.

En torno a 1880 localizamos otro establecimiento tipográfico en Fregenal, la Imprenta El Eco, que frente a lo que siempre se ha creído, nunca fue propiedad de D. Manuel de Velasco y Jaraquemada, Marqués de Riocabado, sino que su dueño por aquellos años era D. Rafael Torrellas y Silva. El error pudiera derivarse de que el Marqués fue Director y Propietario del periódico «EL ECO DE FREGENAL», contemporáneo de la imprenta del mismo nombre, en cuyo establecimiento se imprimía. Esta imprenta tuvo su primera ubicación en la calle Corredera número 2 y, más tarde, hasta el año 1892 que fue vendida a D. Ángel Verde Perdigón, en el comienzo de la que hoy conocemos como calles Nuevas, justo en la esquina donde estuvo el comercio de «La Valenciana», en cuyo lugar aún puede verse semioculta, incrustada en la pared, una barra de hierro macizo labrada con la inscripción: «Imprenta de Rafael Torrellas y Silva».

La primitiva imprenta El Eco debió cambiar su nombre al ser adquirida por el nuevo propietario, pues ya en el año 1894 encontramos publicaciones en las que aparece como «Establecimiento Tipográfico Ángel Verde», o en 1895 como «Primitiva y legítima Imprenta El Eco de Fregenal. Ángel Verde».

En el año 1927 fallece D. Ángel Verde Perdigón y el establecimiento tipográfico pasó a manos de su viuda, Doña Felisa Martínez Pérez. Cuando ésta muere en el año 1948 son sus hijos José, Antonio y Carlos Verde Martínez quienes se harán cargo del negocio, y ya en su última etapa, la gerencia fue responsabilidad de D. Antonio Verde Merediz y D. Martín Verde Solís, hijos de los mencionados Antonio y José Verde Martínez. Antonio Verde Merediz cesa en la actividad en el año 1999 y queda al frente de la imprenta Martín Verde Solís, hasta el año 2001 que desaparece el establecimiento definitivamente.

Aquellas fábricas de la letra impresa dieron vida a numerosos libros, periódicos y revistas. En el caso de la prensa escrita, Fregenal destacó dentro del panorama regional con un elevado número de publicaciones distribuidas entre el último tercio del siglo XIX y mediados del XX, entre los que se pueden destacar «El Eco de Fregenal» (1882), «El Serrano» (1883), «Extremadura Literaria» (1884) «El Folk-Lore Frexnense» (1883-84), «El Látigo» (1898), «El Nene» (1896), «El Heraldo Extremeño» (1906), o «El Frexnense» (1905).

En otro momento abordaremos un somero repaso por aquella época dorada de la letra impresa en nuestra localidad analizando su cuantiosa producción.