Francisco Álvarez, Mayordomo de la Asociación Nuestra Señora Santa María de los Remedios / Archivo HOY

GENTE CERCANA

«En las fiestas patronales celebraremos las funciones religiosas, pero la procesión o la romería están en el aire»

El Mayordomo de la Asociación Nuestra Señora Santa María de los Remedios, Francisco Álvarez, renovó su cargo el pasado mes de noviembre

Laura Sierra
LAURA SIERRA

Francisco Álvarez renovó el pasado mes de noviembre su cargo de Mayordomo en la Asociación de Nuestra Señora Santa María de los Remedios después de cuatro años. Una renovación que no pudo celebrarse como en ocasiones anteriores dada la situación de pandemia y todavía con mucha incertidumbre de lo que tiene que venir a partir de ahora.

Pregunta: ¿Qué supuso para usted renovar su cargo el pasado mes de noviembre?

Respuesta: Supuso alegría por una parte y pena y tristeza por la situación que estamos viviendo. Tuvo que ser todo más reducido por la limitación de aforos, pero la iglesia estaba llena dentro de lo permitido. Renovar el cargo supone mucha responsabilidad, porque no podemos dejar esto en esta situación. Yo me lo pensé y decidí seguir adelante. Dentro de la junta directiva hay algunos cambios, con cuatro vocales salientes que no se han querido desvincular, siguen trabajando con nosotros, pero sin la responsabilidad de ser vocales.

Dejan sus puestos los vocales de culto, Matías Reviriego, el vocal de economía, Francisco Pérez, la vocal de caridad, Luisa Reviriego y la vocal de cultura, Mª Carmen Rodríguez. Esos cuatro han salido y por ellos entran otros cuatro miembros, con mucha alegría y con muchas ganas de trabajar. De culto entra Javier Pardo, de economía José Luis Martínez, de caridad entra Carmen Blanco y de cultura Manuela Cantonero. El resto seguimos en los mismos puestos. La pena es que ahora mismo no podemos hacer nada, estamos trabajando en lo que se puede, pero no podemos hacer gran cosa.

P: ¿Qué balance hace de todo el tiempo que lleva como Mayordomo en la Asociación?

R: Aunque ahora las cosas se han puesto muy difíciles, hago un balance muy positivo porque realmente es un cargo bonito, aunque con mucha responsabilidad por tener una antigüedad de más de 500 años. Ahora mismo la Asociación en cuestión económica está mal, pero en cuestión de fieles muchos intentan ir al Santuario cada cierto tiempo. En este último año tuvimos que cerrarlo por la pandemia, pero los gastos siguen porque hay que llevar un mantenimiento, que al no recibir ingresos nos pone en una situación muy difícil económicamente. Tendremos que salir adelante como sea, modificaremos lo que tengamos que modificar, pero saldremos adelante.

De estos cuatro años me quedo con dos cosas que considero las más bonitas y entrañables, uno es el besamanos extraordinario que hicimos en 2017, que conmemoraba el centenario de la última venida por sequía de la Virgen y fue algo impresionante, pasaron miles de personas por delante de la Virgen y otro momento muy importante fue cuando fuimos a Roma a llevarle un facsímil del Libro de los Milagros al Papa. Fue un momento muy emocionante porque pudimos llevar a su Santidad eso que tanto representa a Fregenal.

P: Durante estos meses, ¿cómo se ha organizado la Asociación para poder seguir adelante?

Intentando reducir al máximo los gastos, porque los ingresos son pocos, de hecho se han reducido a la mitad este año, pero tenemos gastos que son constantes. Tenemos contratado a un ermitaño que está en el Santuario y sin él no podríamos tener aquello abierto por seguridad. También hemos tenido muchos apoyos institucionales y personas que están ayudando económicamente al Santuario. Gracias a eso seguimos aquí. Tenemos que hacer recortes en algunas cosas, que se notarán, pero no podemos hacer otra cosa. En el verano hicimos el petitorio que no se había hecho en las fiestas y resultó muy productivo y de lotería se ha vendido más o menos lo mismo que otros años. La limitación de movimiento entre los pueblos nos ha afectado muchísimo porque al no haber visitas al Santuario no hay compra de recuerdos, que es otra de las formas de ingreso que tenemos. También fue una ayuda muy buena la recaudación de los globos de los deseos que nos entregó el Ayuntamiento a principios de año y tengo que decir que el consistorio siempre está apoyándonos.

P: El 2020 tendría que haber sido un año muy especial para Fregenal de la Sierra porque iba a tener lugar la celebración del nombramiento de la Nuestra Señora Santa María de los Remedios como Alcaldesa Honoraria Perpetua, pero no pudo ser así, ¿cómo vivió la asociación no poderlo llevar a cabo?

R: Supuso echar para atrás los planes que estaban preparados con todas las personalidades con las que habíamos hablado. Hubiese sido un impulso muy bueno para Fregenal que esperemos que en breve lo podamos hacer. El problema es que muchas personas igual ya tienen otro planteamiento y no pueden acudir. No podemos organizar nada tal y como estamos.

P: ¿Cómo esperan que se sucedan los acontecimientos relacionados con la patrona?¿Están pensando algún plan alternativo en caso de no poderlo llevar a cabo tal y como lo conocemos?

R: Todo lo que involucra a la Virgen de los Remedios es sinónimo de aglomeración de personas, nos quedan dos meses para organizar las fiestas y en principio no podemos decir nada porque ahora mismo todas las manifestaciones externas a los templos están prohibidas. En principio sí tenemos pensado llevar a cabo las funciones religiosas con el aforo que sea, las novenas se van a realizar, pero sabemos que la procesión, el Rosario, la rifa del tablero o la Romería están en el aire.

P: ¿Cómo han respondido los frexnenses durante todo este tiempo a los llamamientos de la Asociación, como las Misas Rogativas?

R: Han respondido magníficamente. Para las Novenas Rogativas nos pusimos de acuerdo con el párroco, don Andrés y como la oración es nuestro arma se nos ocurrió hacer esta Rogativa, a través de una Novena antigua que hemos rescatado, que se hizo en 1853 si mal no recuerdo. Al petitorio de este verano también respondió muy bien la gente. Lo que tenemos que hacer ahora de manera individual es seguir pidiendo a la Virgen.

P: Independientemente de cómo se sucedan los acontecimientos este 2021, lo que sí se está preparando ya es la revista de la Virgen que se edita anualmente, ¿cómo será este año?

R: En principio va a ser igual, agradezco muchísimo a todos los anunciantes que salen en la revista porque gracias a ellos sale esta edición adelante, si no económicamente no nos podríamos permitir ese lujo, porque es un gasto. Sé que son momentos difíciles, sabemos que hay negocios que han sufrido bastante y aunque va a haber menos anunciantes a priori, sí salen las cuentas para que pueda salir adelante la revista.

P: Para terminar ¿qué espera de los próximos meses y qué mensaje mandaría a los vecinos?

R: No sé qué esperar, lo que tenemos es que tener mucha fe en la Virgen, que nos ayude, que sigamos rezando, estemos unidos y seamos responsables. Parece que no nos damos cuenta, pero hay miles y miles de fallecidos y la cifra no cesa. Tenemos que ser muy conscientes del peligro que estamos dándole a los mayores y a nosotros mismos, tenemos que tener mucho cuidado y poner de nuestra parte.