Antonio Regajo, presidente de la AA.VV. Barrio Sur / Antonio Regajo

GENTE CERCANA

Antonio Regajo, presidente de la AA.VV. Barrio Sur: «Los problemas no son los mismos, hace 25 años había muchas más necesidades en el barrio»

El presidente de la asociación de vecinos Barrio Sur de Fregenal de la Sierra ha hecho balance de los 25 años que lleva al frente de la asociación y explica cómo ve el futuro

Laura Sierra
LAURA SIERRA

La asociación de vecinos del Barrio Sur en Fregenal de la Sierra cumplía a finales de febrero 25 años de su creación. Su presidente, Antonio Regajo hace balance de este tiempo y explica cómo ve el futuro.

¿Qué balance hace de todo este tiempo al frente de la asociación de vecinos?

25 años son muchos años a las espaldas, parece que fue ayer y además tengo que aclarar que el embrión de la asociación de vecinos surgió en el año 1979-1980, porque ya un grupo de vecinos y vecinas que entonces éramos muy jóvenes, teníamos 30 años como mucho, empezamos a hacer «la verbena del lejío» que fue nuestra única actividad durante 15 o 16 años a finales de julio o principios de agosto. Al cabo de los años entre nosotros decidimos que debíamos formarnos como asociación de vecinos porque ésta tiene un poder jurídico, legalmente constituido y que así podíamos ir al Ayuntamiento, a Endesa o a la Junta de Extremadura para pedir o interesarnos por problemas de la barriada.

La asociación de vecinos tiene una labor que la gente no siempre ve, que es procurar que su barrio esté bien, que no haya baches, que funcionan las luces, que las arquetas no estén sueltas…y ese es el proyecto en el que yo como presidente estoy más ilusionado, ya que el resto de actividades que hacemos son complementos. Es cierto que hacemos más cosas que algunos Ayuntamientos de la provincia de Badajoz, pero son complementos, como excursiones, las famosas escuelas de verano o el cine de barrio, aunque ahora con la pandemia estamos notándolo mucho, porque no podemos hacer nada de eso.

¿Qué cambios habéis notado en la asociación con la llegada de la pandemia?

La pandemia lo que ha modificado son las actividades culturales, deportivas o de cualquier otro tipo, pero el día día del barrio no ha cambiado, porque es rara la semana que yo como presidente no me reúno con la alcaldesa o hablo con personal del Ayuntamiento por problemas que tengamos en el barrio.

¿Qué respuesta dan los vecinos a la labor que se realiza desde la asociación?

En general nos responden bien, porque saben dónde tienen que acudir cuando tienen un problema que afecte a la barriada, saben que tienen una asociación que intercede entre ellos y el Ayuntamiento, así que lo agradecen. Creo también que el barrio lo tenemos decentemente, aunque siempre faltan cosas.

¿Cómo ve el futuro tras esta pandemia en la barriada con la organización de actividades por ejemplo?

Nosotros como asociación estamos viviendo un «impasse», porque no sabemos lo que vamos a hacer dentro de tres meses. Habitualmente ya habríamos empezado con la organización de actividades como el cine de barrio, las actividades micológicas, el concurso de karaokes o a organizar viajes. El modelo de sociedad va cambiando y las actividades se van adaptando a los tiempos.

Además tenemos que subrayar que nosotros no tenemos ayuda económica de nadie, el Ayuntamiento colabora con nosotros cuando hacemos la verbena, con luces, escenario o cuando hacemos alguna comida que nos dejan el recinto ferial, pero respecto a dinero efectivo no tenemos ayuda de nadie, sólo las cuotas de los socios o la lotería de Navidad, sin embargo hacemos muchísimas actividades.

Actualmente, ¿cómo ven el futuro en la organización de la barriada?

Ahora mismo no podemos prever nada, porque nosotros tenemos una verbena que dura tres días a últimos de julio o principios de agosto y sin embargo no podemos empezar a preparar nada sin saber qué va a pasar. Igual que ocurre con las jornadas micológicas a las que viene gente de muchos lugares de fuera, necesitamos mucho tiempo de organización y como no sabemos lo que va a pasar en el mes de octubre eso te genera una tensión muy grande, porque después en un mes tienes que organizar algo a lo que habitualmente dedicas tres.

En 25 años han pasado muchos alcaldes por el Ayuntamiento, ¿cómo ha sido la relación con ellos desde la asociación?

Con todos los Ayuntamientos que han pasado desde el año 96 la relación ha sido buena, lógicamente siempre hay algunos matices, pero no tenemos queja con ninguno de ellos. Tengo que decir que nosotros cuando tenemos algún problema en el barrio nos reunimos con el alcalde o alcaldesa en cuestión e intentamos llevar el problema ya con la solución pensada y no pedimos cosas que sean imposibles, sino siempre con sentido y nada que sea difícil de hacer.

¿Cómo analiza el cambio que ha vivido Fregenal en los últimos 25 años?¿Cómo cree que ha cambiado el día a día?

Yo he notado ciertos cambios en la sociedad. Hace 25 años la gente se implicaba más en las cosas y nos gustaba meternos en diferentes asuntos. Ahora somos más individualistas, creo que ya no hay tanta ilusión por las cosas y todo el mundo quiere que se lo den hecho.

¿Los problemas en el barrio han cambiado durante todo este tiempo?

Los problemas no son los mismos, hace 25 años había muchas más necesidades en el barrio, las propuestas eran diferentes y aunque ahora hay también necesidades son más relacionadas con el arreglo de un parque, el asfaltado de una calle o que nos reparen una arqueta… Las necesidades han cambiado pero son parecidas, la cuestión es tener paciencia y hacer un seguimiento como en los planes de obra, no hay que dejarlo.

Después de tantos años al frente ¿está cansado de estar al mando de la asociación?

He cogido mucha experiencia gracias a una asociación con tanta actividad, porque aprendes a hablar con los alcaldes y pedir cosas factibles. Yo he tenido una gran experiencia, pero pienso que ya no me queda mucho tiempo como presidente, así que ahora toca esperar que haya algún valiente o «valienta» que sea capaz de ponerse al frente para dar yo un paso atrás, porque ya tengo 71 años, algunos problemas de salud y no puedo tener tanto estrés para organizar actividades.

¿Qué espera de los próximos años?

Espero que esta pandemia termine pronto, que empecemos a coger otra vez ritmo porque yo estoy jubilado y prácticamente me paso el día organizando actividades para los vecinos del barrio, pero ahora no podemos hacerlo. También espero que la gente tenga paciencia y que sean responsables como hasta ahora.