"Me apasionan los viajes"

Andrés Román en la localidad india de Jaipur
ANDRÉS ROMÁN

El párroco de Fregenal de la Sierra, Andrés Román García, es licenciado en Estudios Eclesiásticos por la Universidad San Vicente Ferrer de Valencia. Nació en la localidad cacereña de Montanchez hace 45 años y lleva nueve al frente de esta comunidad parroquial. Tiene dos hermanos y se considera un apasionado de los viajes. Esto ha permitido que conozca numerosos países del mundo.

"Cada vez que puedo y el ejercicio de mi Ministerio me lo permito aprovecho para hacer algún viaje. Hace mes y medio estuve en India y Nepal. Allí viví la experiencia de montar en un elefante., alguna vez también pude hacerlo en camello cuando estuve en Egipto y Túnez.

Hace unos cinco meses desarrollé una gira por la zona de los Balcanes visitando países como: Eslovenia, Croacia, Bosnia y Montenegro y un poco más atrás en el tiempo, el verano pasado, organizamos desde la comunidad parroquial de Fregenal de la Sierra un viaje con destino a la República Checa, Austria y Alemania. Anteriormente habíamos estado en Tierra Santa  o en Turquía.

También estuve en Perú trabajando en un proyecto misionero en la amazonía, en el entorno de los Andes. De esta experiencia recuerdo con cariño, añade, la puesta en marcha, a través de mis dotes como zahorí, de una iniciativa en Ica para encontrar agua en el desierto. Alguna otra vez me lo han pedido y lo he practicado en Fregenal".

SOLIDARIO

Otros viajes lo llevaron, cuando ejercía su ministerio en la zona de La Serena, también en la provincia de Badajoz, a relacionarse con los niños afectados por la tragedia Bielorrusa de la Central Nuclear de Chernobil creando en la década de los noventa la asociación ABENIMUN, que  acoge, desde hace más de diez años niños con edades comprendidas entre los seis y los quince años para sanearse de sus problemas de salud y desnutrición a consecuencia del desastre nuclear que vivieron en aquella zona.

Pero además, Andrés Román, puede verse haciendo deporte en el gimnasio de su casa, corriendo o montando en bicicleta por los alrededores de Fregenal o cantando con la Coral Frexnense; ya que entre sus otras aficiones diversas también se encuentran el deporte y la música.