Eugenio Hermoso y el retrato de Alfonso XIII

Alfonso XIII, por Eugenio Hermoso. /CORTESÍA DE LA FUNDACIÓN EUGENIO HERMOSO
Alfonso XIII, por Eugenio Hermoso. / CORTESÍA DE LA FUNDACIÓN EUGENIO HERMOSO

El artista frexnense lo pintó por encargo del Ayuntamiento en 1909 y cuando llegó la II República le fue devuelto. Hoy está en la Fundación que lleva su nombre

JOSÉ ANTONIO LÓPE RODRÍGUEZPONTEVEDRA

Hay una curiosa anécdota sobre este desconocido cuadro que Eugenio Hermoso pintó en su juventud y del que es difícil encontrar referencias en catálogos y publicaciones.Nos la cuenta el escritor extremeño Miguel Muñoz San Pedro en un artículo que tituló 'Bajo la nieve'. Lo titulaba así porque cuando murió el pintor en febrero de 1963 y sus restos esperaban en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando para ser trasladados a Fregenal, la capital de España estaba cubierta de nieve.

Muñoz San Pedro, Conde de Canilleros, fue a ver a su amigo Eugenio Hermoso en 1960 para pedirle la fotografía de algún cuadro suyo e incluirla en el libro 'Extremadura, la tierra en la que nacían los dioses' que estaba preparando. «No conservo muchos cuadros -le contestó el pintor- porque la mayoría los he vendido. Pero en mi estudio de Fregenal tengo algunos curiosos, como el retrato del Rey Alfonso XIII que pinté por encargo del Ayuntamiento en 1909. Cuando vino la República lo retiraron del salón de sesiones. Para salvarlo, pues supuse que terminaría destrozado en los desvanes, me lo llevé a casa. Es un retrato doblemente juvenil porque jóvenes éramos cuando lo pinté el Rey y yo».

Y en efecto, este episodio se refleja en las Actas municipales del Ayuntamiento. Las elecciones municipales que desembocaron en la II República, dieron un resultado en Fregenal que no satisfizo a parte de la población, que protestó en la toma de posesión de la nueva corporación. El Gobernador Civil anuló la constitución del Ayuntamiento y nombró una Comisión Gestora y ante esa comisión Eugenio Hermoso solicita que se le devuelva el cuadro del Rey Alfonso XIII «que él pintó y regaló al Ayuntamiento cuando empezaba su carrera artística», por miedo a que pudiera ser destruido o deteriorado.

Los vocales de la comisión se mostraron de acuerdo con la solicitud por tratarse de un retrato que no había de volver a utilizarse, pero finalmente prevaleció el criterio del Presidente y la Comisión decidió denegar la entrega. Esto ocurrió el 18 de mayo de 1931, pero lo cierto es que finalmente el cuadro volvió a manos de su autor.

Hoy el cuadro es propiedad de la Fundación Eugenio Hermoso, legado Rosario Hermoso que amablemente me ha facilitado la fotografía del mismo. Por desgracia a fecha de hoy Fregenal sigue a la espera de la apertura al público de la Casa-Museo que atesora esta y otras muchas obras del pintor.

Fuentes:Alcántara. Revista de la Diputación de Cáceres, Nº 150, año 1968. Actas del Pleno de Fregenal digitalizadas por la Diputación de Badajoz. PDF año 1931.