Escolanía y Coral Frexnense cerraron su año musical en Alburquerque

Imagen de las dos formaciones en la iglesia de San Mateo de Alburquerque./JUAN FRANCISCO CEBALLOS
Imagen de las dos formaciones en la iglesia de San Mateo de Alburquerque. / JUAN FRANCISCO CEBALLOS

Los grupos de Fregenal de la Sierra intervenían en un concierto que se desarrollaba en la iglesia de San Mateo

Juan Ignacio Márquez
JUAN IGNACIO MÁRQUEZ

La Coral Frexnense y su sección infantil la Escolanía recientemente creada por el grupo, que accedía por vez primera a los escenarios en el mes de abril de 2017, se desplazaban juntas en la tarde de este sábado día veintinueve de diciembre a la ciudad de Alburquerque donde cerraban su año musical con un interesante concierto integrado por una selección de villancicos navideños.

Ambos grupos dirigidos por Silvia Oliver actuaban a partir de las ocho de la tarde en la iglesia de San Mateo (S. XVI y XVII) en pleno casco histórico de esta emblemática ciudad, que mantiene en su parte más alta como icono y seña de identidad el fantástico Castillo de Luna.

Abría el programa la Escolanía de la Coral Frexnense con: 'Llueve en Navidad' de Ch. Legros, seguida de 'Ya llegó Navidad', anónimo del S. XVIII; 'Thula Thu', tradicional africano; 'Tiempo de Navidad' de Pablo Bensaya y 'Din Don' de Virginia Rodríguez.

A continuación la Coral Frexnense, interpretó: 'En la más fría noche' de Jonathan Spilman; el anónimo navideño 'A la medianoche'; 'Peces en el río', armonización de Alfredo Carrión, con solo de Petri Expósito; 'Villancico de las campanas' de M. Leontovre; 'Aleluya, nació Jesús' de Lowel Masón y el simpático 'Festejo de Navidad' de Herbert Bittrich.

Finalmente, ambas agrupaciones interpretaban conjuntamente, primero una singular armonización del universal 'Noche de Paz', de Franz Gruber, con solo de diferentes niños y Virginia Conejo y 'Cantemos a María', villancico tradicional dominicana con arreglos de J. Tony Guzmán.

La convocatoria musical, que se desarrollaba en un templo con una extraordinaria acústica y ante un público que siguió las interpretaciones con mucha atención, brindando sonoras ovaciones a las agrupaciones frexnenses, estuvo auspiciada por la Diputación de Badajoz a través de su convenio con la Federación Extremeña de Corales y contaba con la colaboración del Ayuntamiento de Alburquerque y la Parroquia de San Mateo.