Los alumnos del CEIP San Francisco celebran el Día de la Paz

Alumnos del CEIP San Francisco de Asís ante el mural de la Paz construidos con decenas de corazones de escolares y profesores. /CEDIDA
Alumnos del CEIP San Francisco de Asís ante el mural de la Paz construidos con decenas de corazones de escolares y profesores. / CEDIDA

Suelta de palomas, recitales de poesía y murales colmados de corazones, entre los actos más destacados, que fueron modificados por la previsión de lluvia

JUAN IGNACIO MÁRQUEZ

Los alumnos y profesores del CEIP San Francisco de Asís de Fregenal de la Sierra se dieron cita para conmemorar el Día Escolar de la Paz y la No Violencia ayer, miércoles 30 de enero. Durante toda la semana previa, los niños del colegio habían desarrollado distintas actividades en las aulas preparatorias de esta celebración anual.

A lo largo de la mañana del miércoles, según informa el Equipo Directivo del centro, cada uno de los cursos ha procedido a pegar los corazones, elaborados previamente en las clases, en el mural especial colocado en la entrada del edifico como forma de celebrar este Día de la Paz. El mural se componía finalmente de corazones verdes, colocados por los pequeños; y corazones rojos en representación del claustro de profesores.

Las previsiones de lluvia hicieron modifiar el programa de actos, cuya hora prevista de inicio eran las 13:30 horas. Llegado este momento, se procedió a cantar la canción 'Vivir', de Rozalén, y a continuación los alumnos de Sexto recitaron poesías sobre el significado de la paz y otros valores que acompañan a esta máxima. Acto seguido, los alumnos, desde Segundo a Sexto de Primaria, soltaron en el exterior del edificio palomas blancas, como un símbolo pacífico que volaba hasta alcanzar el cielo encapotado, pero sin lluvias.

Estas previsiones, aunque equivocadas al final, llevaron también a tomar la precaución de postergar la carrera solidaria, que se ha aplazado para otra jornada en la que no haya precipitaciones.

En definitiva, aunque los actos se vieron empañados y recortados por culpa de no poder celebrar aquellas actividades previstas para el exterior por la lluvia, los niños pudieron disfrutar junto con sus profesores de la jornada. Una ocasión más para recordar la importancia de vivir en paz en un mundo donde los conflictos ensordecen la libertad que claman multitud de pueblos alrededor del globo.

 

Fotos

Vídeos