Ganaderos de la provincia solicitan la retirada de la obligatoriedad de vacunar contra la 'Lengua Azul'

Los ganaderos durante la reunión de la pasada noche

Más de medio centenar de ganaderos representantes de alrededor de cinco mil profesionales de  Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS) y cooperativas del sur de la provincia de Badajoz se reunían en la noche de este jueves en Fregenal de la Sierra para solicitar a la administración regional la retirada de la obligatoriedad de vacunar contra la llamada "Lengua Azul', instando al presidente del Gobierno de Extremadura a que intervenga en este asunto para la desclasificación de esta enfermedad de la lista de contagiosas de declaración obligatoria, al considerar es inclusión una cuestión meramente comercial y no sanitaria. A juicio de los profesionales se deben poner en marcha campañas de lucha contra los vectores de la enfermedad, mosquitos del género Culicoides.

Tal y como señalan en el comunicado que firmaban con la intención de hacérselo llegar a José Antonio Monago: "Queremos aclarar que no nos negamos a vacunar, pero si pedimos a la administración que sea con una vacuna segura para nuestra cabaña sólo y exclusivamente cuando se produzca movimiento entre explotaciones".

Tal y como indica este importante grupo de ganaderos, representantes de diecisiete localidades, preocupados con lo que está ocurriendo y lo que podría producirse con las anunciadas vacunaciones: "Son más que conocidas las reacciones adversas que produce la vacunación de la Lengua Azul en los animales, con las consiguientes pérdidas económicas que para los ganaderos supone".

Según la información de que disponen los datos apuntan hacia: "apatías, falta de coordinación, ceguera, bruxismo, ptialismo, postración, abortos y muertes hasta en un 36,6 %; en el caso de los machos problemas de infertilidad transitoria y permanente, y en corderos y terneros nacidos de animales vacunados fallos renales agudos y por consiguiente la muerte. Todo ello, señalan, debido a que las vacunas vivas son muy inmunógenas y las inactivadas llevan adyuvantes muy potentes que provocan respuestas inminitarias exacerbadas", indican.

Participaban de la convocatoria ganaderos y profesionales del sector de: Bodonal de la Sierra, Zahinos, Oliva de la Frontera, Jerez de los Caballeros, Valuengo, Medina de la Torres, Salvatierra, Salvaleón, Fuente de Cantos, Calera de León, Valencia del Ventoso, Segura de León, Higuera la Real, Fuentes de León, Monesterio, Cabeza la Vaca y Fregenal de la Sierra.