EL ESTRAMONIO

LA PLANTA DE LAS BRUJAS

NATURALEZA FREXNENSE EL ESTRAMONIO

Los dias de este mes de agosto continúan siendo calurosos aquí en el Sur extremeño, aun no se cumple ese refrán que dice: "En agosto frio en el rostro".Sin embargo comienzan a aparecer en el ambiente síntomas de que algo está cambiando poco a poco y sin remedio; los grupos de abejarucos como cada año por estas fechas, pasan hacia el Sur, hoy he observado a un ejemplar muerto en la carretera que va desde Fregenal de la Sierra hasta Zafra, seguramente fue golpeado por algún vehículo cuando el pájaro paso demasiado cerca del suelo.Un grupo de cigüeñas blancas, entre cincuenta y sesenta ejemplares, también ibán hacia el Sur.En el río Ardila un grupo de seis cigüeñuelas se paran en la orilla del agua, hay ejemplares adultos y jóvenes de esta temporada de cría.
Pero hoy quiero hablarles de una planta singular: el Estramonio o higuera hedionda (Datura stramonium), ésta se encuentra florecida, en este caso de flores de color lila, aunque he observado ejemplares con flores blancas.La misma planta presenta flores, frutos aun verdes y frutos secos ya abiertos en los que se distinguen las semillas negras. Se trata de una planta muy tóxica, hasta el punto de que bastan solo treinta o cuarenta gramos de ella en infusión para matar a una persona. Toda la planta es venenosa y desprende un olor desagradable, de ahí su nombre de higuera hedionda.Las primeras referencias que aparecen respecto a la utilización de esta planta, data de la poca romana, los devotos del culto al dios Baco, alucinaban utilizando estramonio.
En la Edada Media junto a la belladona o la mandragora, formaba parte de los brebajes utilizados para rituales de brujería.
Los indios norteamericános la usaban para sus ceremonias y además como remedio para las mordeduras de serpientes.