Sor Gladnes Manga toma sus hábitos en el convento de Madres Agustinas

La joven tiene 23 años y es natural de Kenia

Momento en que Sor Gladnes tomaba sus hábitos en el convento de las Madres Agusitnas
TOMA DE HÁBITOS

El Convento de Madres Agustinas de Fregenal de la Sierra volvió a vestirse de gala para recibir en comunidad la toma de hábitos de una nueva hermana de origen africano, la joven Sor Gladnes Manga Kirongo del Corazón de María que recibió sus nuevas vestiduras en el transcurso de una celebración oficiada el sábado día diecinueve a las seis y media de la tarde.

Sor Gladnes es natural de Kenia y tiene veintitrés años de edad siendo la mayor de cuatro hermanos. Recibió la llamada de Dios a la vida contemplativa a través de la Orden de San Agustín en la comunidad cristiana de Háita siguiendo el ejemplo de vida de su tía Sor Fausta, monja de votos solemnes en la misma comunidad. En la celebración del sábado fueron sus padrinos José María de la Figuera y López y María del Socorro de Vargas y Quiroga, Marqueses de Fuente el Sol.

En la homilía el oficiante animó a la nueva consagrada a "seguir los pasos de Jesús a través una vida generosa basada en los votos de pobreza, obediencia y castidad de aquellos que han puesto su vida a disposición de Dios, cumpliendo con el postulado de "experimentar el modo de vivir de la congregación agustiniana a través de una vida santa en la que se tiene todo en común, donde ninguna tiene algo propio y en la que todas tienen una sola alma y un solo corazón orientados hacia Dios."

Actualmente la congregación de Madres Agustinas de Fregenal de la Sierra está compuesta por catorce hermanas de las que ocho son de origen africano, cuatro de ellas tomaban sus hábitos en los últimos años y las otras cuatro han profesado ya votos solemnes.